Identidades ciegas a la aculturación

Identities blind to acculturation

Cada pueblo, tribu y ser humano en particular tiene su propia identidad por decirlo de esta manera, en todas influye un pensamiento distinto que nos permite continuar las tradiciones y costumbres; y si estamos inmersos en ello, buscamos a como dé lugar que sean heredadas a nuestros hijos y descendientes. No logro entender (sin juzgar) como el pensamiento de las tribus que se dicen hoy puras y originales, están tan atadas a un pensamiento que les es ajeno, que no está en su ADN histórico primario, celebrando con cruces, rosarios y todo tipo de fiestas “espirituales” asociados una identidad (y una entidad) que no les pertenece y con la cual se les trato de aniquilar, esta es la peor parte de la colonización:

...Heredarnos un pensamiento que no es el nuestro...
Amar la espada y la cruz de los victimarios...

Tampoco entiendo y aquí si juzgo; como algunos antropólogos modernos se alegran por una cultura que declaran con pompa y palabras elegantes que están extintas?, y a sus descendientes nos tachan de locos y usurpadores, luego razono; Los puros están esclavizados por el modernismo, el catolicismo y los pensamientos de una religión que no es nuestra y los usurpadores (que, aclaro no lo somos) buscamos restaurar nuestras tradiciones ancestrales, eliminando los pensamientos intermediarios, amando a la madre tierra, al sol, al viento y agua sagrada, sin cruces, sin rosarios y sin imágenes que solo nos recuerdan pensamientos de esclavitud, miseria, aniquilación y abusos de toda índole.

Sin duda que estamos influenciados por nuestros pensamientos, nuestra historia, lo que somos y sentimos, es un constante recordar los eventos que nos han marcado la vida, cuestión es de que, con esa influencia primaria, logremos restablecer la grandeza de lo que alguna vez fuimos, seres humanos libres.

Datos de Wikipedia:
Los llamados pueblos de indios, reducciones indígenas o cabeceras de doctrina fueron aldeas de indígenas que existieron durante la Colonización española en América. Fueron fomentados por las autoridades españolas en la segunda mitad del siglo XVI, a partir de la Real Cédula de 1545. Se les ideó para realizar un cobro más eficiente de los tributos; para aumentar el control y aculturación de la población sometida, mediante la prédica cristiana; y para asegurarse de concentraciones de mano de obra.

En derecho como la organización administrativa básica de la llamada república de indios, es decir era una suerte de municipio indígena. La política de asentamiento urbano de las etnias conquistadas en villas en muchos casos se limitó a entregar un reconocimiento jurídico o relocalizar a poblados ya existentes. En otras ocasiones los pueblos de indios fueron concentraciones de población dispersa en asentamientos designados ex profeso. La política de pueblos de indios, complementada con las reducciones, fue apoyada por una parte del clero católico, que vio en ella un instrumento frente al abuso de la mita minera y el desacreditado sistema de encomienda, acusado de haber sido convertido por los encomenderos en una método solapado de enriquecimiento y explotación.

Leer mas aquí..

Martin Ortega López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan los datos de sus comentarios .

es_MXEspañol de México